Contribución del Instituto Belgraniano de Jujuy a la revalorización de la Bandera Nacional de la Libertad Civil

Al aproximarse el 207 aniversario de la creación de la Bandera Nacional de la Libertad Civil, el Instituto Belgraniano de Jujuy difundió una reseña de las acciones llevadas a cabo por la institución con el objeto de poner en valor la enseña legada por el general Manuel Belgrano al pueblo jujeño en 1813, promover la conservación y seguridad de la reliquia y difundir su rica historia.

El organismo recordó que la Ley 27134 que reconoció a la bandera como símbolo patrio histórico de todos los argentinos, fue una iniciativa del eminente historiador y vexilólogo Miguel Carrillo Bascary, que tomó el instituto jujeño en 2012 y compartió con legisladores de todos los signos políticos con representación parlamentaria en la Provincia de Jujuy. Para ello, se realizaron encuentros, conferencias y jornadas que posibilitaron difundir ampliamente la importancia del proyecto y se llevaron a cabo las gestiones necesarias para su tratamiento en la Legislatura y en el Congreso nacional. Además, se instrumentó con el Colegio Santa Teresita la campaña “Tu firma por la Bandera”, dirigida a la entonces presidenta de la Nación, Cristina Fernández, solicitándole el reconocimiento de símbolo patrio histórico.

Luego de la aprobación en el Senado, donde el proyecto se había presentado con la firma de los tres representantes de Jujuy, Liliana Fellner, Walter Barrionuevo y Gerardo Morales, la iniciativa pasó a la Cámara de Diputados donde tuvo sanción definitiva el 29 de abril de 2015. En la Cámara Baja, habían presentado también proyectos con el mismo objeto los legisladores Marcelo Llanos, Mario Fiad y María Eugenia Bernal. En todas estas instancias, fue de gran relevancia el apoyo del Instituto Nacional Belgraniano, respaldando la iniciativa en todos los ámbitos que requería el trámite parlamentario.

A partir de 2012, el Instituto Belgranianocon su entonces presidente Luis Grenni a la cabeza, impulsó la actualización de la legislación provincial referida al tema,en trabajo conjunto con el diputado Miguel Ángel Tito y el asesoramiento del Instituto Nacional Belgraniano y del doctor Carrillo Bascary. En lo fundamental, producto de esa tarea fue la sanción de la Ley 5772 que reconoció a la enseña como bandera oficial de la Provincia pero además como “símbolo patrio nacional”, estableció su diseño, uso y ceremonial, fijando los 25 de mayo como fecha de su conmemoración.

El reconocimiento de la Bandera Nacional de la Libertad Civil como símbolo patrio histórico por el Parlamento del NOA fue otro de los objetivos logrados por los belgranianos jujeños en 2014.

En materia de conservación y seguridad de la reliquia, se inscriben las gestiones realizadas ante el gobierno provincial para que se polaricen los vidrios del Salón de la Bandera, se prohíban recitales y cualquier otra actividad que pudiera afectar en forma negativa la conservación del paño. Además se prestó colaboración a la licenciada en Museología Patricia Lissa, convocada por autoridades de la Provincia para restaurar la reliquia, aportando información sobre la historia de la bandera. Las autoridades del instituto tomaron conocimiento directo de los primeros estudios sobre el estado de la reliquia, que se iniciaron en noviembre de 2012. La información relevada en esta etapa fue, en 2016, elevada a conocimiento de las nuevas autoridades de la Provincia, con el objeto que la gestión tuviera la necesaria continuidad al margen de los cambios gubernamentales.

En 2013 se llevaron a cabo jornadas de homenaje a la Bandera Nacional de la Libertad Civil en el Consejo Profesional de Ciencias Económicas de Jujuy, con la presencia de las restauradoras Lissa y María Campero, y Susana Tello de la Junta de Estudios Históricos de San Juan, quien se refirió a la conservación de la Bandera de Cabot. Generar conciencia sobre la necesidad de restaurar la bandera y de proveer las condiciones de conservación de las que carecía, fue el propósito principal de las jornadas que contaron con un importante número de asistentes y un elevado nivel académico. Durante las deliberaciones, el doctor Carrillo Bascary expuso su propuesta para crear un centro de interpretación de la enseña.

La difusión de la historia de la Bandera Nacional de la Libertad Civil es otro de los aspectos de los que se ocupó con ahínco la institución. La edición y publicación del gran ensayo de Carrillo Bascary “La Bandera Nacional de la Libertad Civil. Su historia y su pueblo”, cuya primera edición se publicó en 2013 con fondos aportados por el diputado Tito, fue una herramienta fundamental de divulgación, que llegó a numerosas escuelas y bibliotecas de la Provincia. Una segunda edición, realizada en 2018 con el apoyo de la Legislatura de Jujuy, permitió continuar desarrollando acciones de difusión.

La necesidad de contar con contenidos sobre la temática, dio lugar a la publicación del texto “Doscientos años Bandera Nacional de nuestra Libertad Civil”, impreso por la Cámara de Diputados de la Nación en 2013, por gestión de la legisladora Mariela Ortiz a pedido del Instituto Belgraniano de Jujuy, material que se entregó a docentes.Asimismo,colaboró con publicaciones sobre el tema que realizaron la Legislatura y la Cámara de Turismo de Jujuy.

Tras la sanción de la ley nacional de símbolo patrio histórico, la labor se orientó a dotar a las escuelas de banderas y libros. Junto con el Concejo Deliberante de San Salvador de Jujuy se entregaron más de 130 banderas, textos y placas a establecimientos de la jurisdicción capitalina. Lo propio se hizo con las agrupaciones gauchas, a las que se destinaron más de 120banderas, con la participación de la senadora Liliana Fellner.

También se entregaron banderas a los municipios de Tilcara, Huacalera, Humahuaca, La Quiaca, Perico, El Carmen, Palpalá, Yala, San Pedro y Libertador General San Martín y a instituciones civiles de Catamarca, Salta, Misiones, Rosario, San Juan, Córdoba, Tucumán, Ushuaia y Mar del Plata y en el extranjero a instituciones de EEUU y Bolivia (Tarija y Tupiza).

La enseña de Belgrano llegó a la Antártida a través de su entrega a la cabo Paola Griselda Rodríguez Mamaní, a fines de 2017. La enseña flameó por primera vez en el cielo antártico el 25 de enero de 2018 durante la conmemoración del 70º aniversario de la fundación de la base antártica Decepción.

Con la colaboración de la Cámara de Diputados y de su presidente, Carlos Haquim, se imprimieron 10.000 cartillas referidas a la importancia, uso y protocolo de la Bandera Nacional de la Libertad Civil, 1.000 de las cuales se entregaron al Ministerio de Educación para ser repartidas en todas las escuelas de la Provincia.

En 2018 y 2019, el Instituto Belgraniano a pedido de la Secretaría de Cultura de la Provincia, dictó cursos de capacitación sobre la importancia, uso y protocolo de la Bandera en las cinco regiones educativas.

Realizó asimismo cortos documentales que se difundieron en las redes sociales y en la presentación del libro de Carrillo Bascary en Rosario.

Se participó en las ceremonias de promesa a la Banderay se brindaron charlas en escuelas primarias y secundarias con motivo de las fechas belgranianas y demás celebraciones patrias.

El instituto, por otro lado, hizo aportes a la historia de la enseña legada con una investigación referida al rescate de la reliquia del incendio de la Casa de Gobierno en el año 1950, esclareciendo cómo ocurrieron los hechos y la posterior intervención que se realizara al paño. Las conclusiones fueron presentadas a la prensa por el presidente Joaquín Carrillo.

El ciclo “Café con Historia” del Instituto Belgraniano de Jujuy, que se transmite a través de Facebook, dedicó varios de sus programas a la historia de la Bandera Nacional de la Libertad Civil, presentando ante numerosas audiencias a especialistas en la materia.

La institución destacó el incondicional apoyo recibido por el presidente del Instituto Nacional Belgraniano, Manuel Belgrano Lastra, quien tuvo un desempeño fundamental en hacer conocer la bandera legada por el prócer no solo en Argentina sino en el exterior.Al mismo tiempo, agradeció la generosidad del doctor Miguel Carrillo Bascary, quien regaló al pueblo jujeño una idea y estudios que contribuyeron en forma determinante a revalorizar el legado del prócer dentro y fuera de Jujuy.

Expresó asimismo su beneplácito por la restauración de la reliquiay celebró que se eligiera para ello a un reconocido equipo de profesionales de nuestro país. También instó a que se facilite a los estudiantes de todas escuelas el acceso al centro de interpretación para asegurar a las nuevas generaciones el disfrute del maravilloso obsequio del general Manuel Belgrano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *