Belgrano y el 25 de Mayo

Ing. Joaquín Carrillo
Vicepresidente del IBJ

Quizá impregnada por los manuales y revistas de nuestros años escolares, es casi inevitable que lo primero que nos traiga a la memoria esta fecha patria sea la imagen, en el Buenos Aires de 1810, de aquel día en el que el aguacero no impide que se reúnan, exaltados, los criollos con sus paraguas frente a un Cabildo revolucionario.  Pero limitar una revolución a la de mayo a orillas del rio de la Plata sería limitar la grandeza de la historia del Virreinato.

El 25 de mayo de aquel Cabildo Abierto nos debe trasladar al Cuzco de Túpac Amaru en 1780 con su lucha contra las reformas borbónicas y al 25 de mayo en Chuquisaca de 1809, donde desde la Universidad Mayor Real y Pontificia de San Francisco Xavier jóvenes excelsos dan la vida por llevar la antorcha de la independencia a todos los puntos cardinales de la América del Sur, a pesar de la definitoria crueldad conque apagaran la revolución los realistas, sembrando terror con su masacre y castigos ejemplares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *